Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (1) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (7) aniversario (6) antónio zambujo (2) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (6) beck (1) benjamin biolay (2) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) brigitte fontaine (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (7) carlos hódar (4) carrie fisher (1) celebraciones (4) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (19) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (10) conocí en persona a... (1) críticas (16) curiosidades (9) david bowie (17) demis rousos (1) deportes (6) dibujos animados (2) discos imprescindibles (4) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (7) en el cielo... (23) encuentros inesperados (1) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (7) famosos (1) fito paez (2) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (11) fútbol (2) george michael (1) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (26) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) invierno (1) jamoroquai (1) jardín (1) jean-louis murat (2) jessie j (1) joão gilberto (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) kim stanley robinson (1) laura (1) léo ferré (1) leonard cohen (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) maroon 5 (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (4) mis conciertos (3) mis fotos (4) mis viajes (1) moacir santos (1) mogol (2) música (73) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pierre bondu (1) pintura (2) primavera (1) prince (28) radio futura (2) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (3) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) sergé gainsbourg (2) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (8) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) tv on the radio (1) versiones (3) vida (14)

sábado, 15 de julio de 2017

Me encontré con... Franco Battiato.



     Fué en Málaga, el pasado jueves 13. Íbamos a verlo en concierto esa misma noche en la plaza de toros de La Malagueta; un par de horas antes, al cambiar de rumbo providencialmente por una de las calles adyacentes, mi mujer me advirtió de que, a unos metros, estaba Franco Battiato hablando con unos viandantes.
      Me pasó algo parecido unos años antes, en Lorca, en el hall del hotel donde íbamos a alojarnos; como en aquella ocasión, también íbamos a verlo en concierto, pero no contábamos con un encuentro tan cercano con él. 

Ahora, como entonces, mantuvimos una corta charla, pues no me gusta agobiar a nadie y entiendo que es algo tedioso eso de atender a los fans. Pero ahora, a diferencia del encuentro en Lorca, caí en la cuenta de pedirle un autógrafo, consciente además de la oportunidad única.


    El amigo Franco respondió solícito y amable, y después de atendernos con mucho cariño siguó complaciendo a algunas personas más que se le acercaron. 
     Lo encontré ciertamente muy mayor, bastante más avejentado que la vez anterior, donde un señor maduro pero muy enérgico se disponía a salir de paseo unas horas antes del concierto. Ahora su serenidad y movimientos revelan el inevitable paso del tiempo y el peso acentuado de los años.

     Por supuesto que haré una crónica detallada del maravilloso concierto que vivimos, pero ahora me quería centrar, no tanto en el artista, sino en la persona. Desde hace algún tiempo, tal vez porque en pocos años he perdido a tres muy queridos artistas (Spinetta, Bowie y Prince), considero algo muy especial el poder asistir a un recital de cualquiera de mis queridas celebridades; es algo así como quedar con un amigo, compartir las pocas cosas de verdad importantes y pasar un buen rato con él.
     El tiempo marca su ritmo, ajeno a nuestros caprichos y deseos, y no son tantas las oportunidades de compartir; de modo que valoro como oro en paño cualquier encuentro cercano que la Providencia me quiera regalar, como este de ahora, como tantos otros anteriores (muchos, ciertamente...).
    Gocé como nadie de esos minutos, de su plácida mirada y complaciente sonrisa, y como siempre, feliz de tener a mi lado a mi fiel compañera de viaje. 



     La obras de nuestros artistas, que tanto nos hacen enloquecer, no son más que un reflejo de el inmenso tesoro que es la persona en sí. Aprovechémonos de su presencia mientras nos quede un solo amanecer en el que despertarnos con alguna de sus canciones... y seamos agradecidos.

     

jueves, 22 de junio de 2017

Laura, Ilu... y música francesa !!

     Bueno, ya se sabe que los títulos deben ser breves, y no cabía agregar en esta publicación algo como "enésima jornada de gastronomía francesa a cargo de alumnas del colegio Monaita"; sin embargo este es el motivo real de la presente entrada.



     Resulta que hace unas semanas, como viene siendo habitual en el colegio donde tenemos a las chicas, tuvo lugar una jornada especial en el que algunas de las alumnas de cursos ya avanzados, con la imprescindible colaboración de las madres (y algún que otro padre), prepararon unos riquísimos platos típicos de la cocina francesa. El evento fue organizado por la seño Iluminada García (Ilu para los amigos), profesora entre otras asignaturas de la materia de lengua francesa y muy aficionada a las artes culinarias, y resultó, a mi juicio y el de todos los que allí coincidimos, en un acertado y divertido encuentro entre alummos, docentes y padres.


     Las niñas prepararon con mucho cariño unos platos deliciosos en los que en muchos casos se involucraron también los padres, si bien fueron ellas luego las protagonistas; las chicas, al ir sirviendo a los comensales los platos que iban eligiendo, al mismo tiempo daban las explicaciones pertinentes sobre la elaboración de los mismos. 


Mi segunda hija, Laura, disfrutando con las jornadas gastronómicas.


     Como no podía ser de otra forma, además de disfrutar de la compañía de mi mujer y del evento en sí, no pude evitar fijarme en la "banda sonora" preparada para la ocasión. Desde los altavoces del salón se dejaban caer distintas canciones en lengua gala que, convenientemente elegidas, daban un punto de elegancia a la cita, al tiempo que completaban la envoltura y decoración escogida para el acto (donde no podían faltar los gorros de cocinera para las chicas elaborados en papel y distintos adornos con la bandera francesa).


     Ningún "pero" que añadir, pues es lógico que, para escoger los temas que sonaban de fondo, se hubiese acudido a una habitual selección de temas clásicos donde no podían faltar talentos de antaño (como Edith Piaff y otros por el estilo). Sin embargo, un servidor, conocedor de músicas más actuales elaboradas en Francia, y teniendo en cuenta el ambiente festivo y jovial del evento, no pudo resistir elaborar su propia "lista de reproducción" y, de paso, regalarle un ejemplar en cd a Ilu, para que disfrute de estos exquisitos temas y, si lo considera conveniente, los utilice en futuras jornadas...
     Como siempre que me ocupo de elaborar una lista, las opciones son tantas que hay que establecer unos criterios de selección. En este caso, me decanté por buscar nuevas voces, muy distintas a las archiconocidas, y donde la cadencia y el ritmo diesen un empujón vital a la celebración; nada pues de grandes temas que, en esta ocasión, veía menos apropiados (no pega por ejemplo un grandioso Amsterdam interpretado por Jaques Brel, ni el Paris je ne t'aime plus de Lêo Ferré, y mira que me gustan a mí estos temas...)



     De modo que, con todo mi cariño, he aquí la selección escogida (video incluído, claro): 12 temas exquisitos, fresquitos y joviales (aunque algunos de los intérpretes no son tan jóvenes), que son...



1. L'amour (Dominique A)

    Solemne como él solo, ideal para introducir el evento con esa cadencia rítmica y la sublime voz del francés, no obstante, es el tema con el que abría una de sus giras en directo... El amor, claro...




2. Entre Guillemets (Brigitte Fontaine) 
     
     Esta señora de edad bien avanzada nos sorprende, una vez más, con una frescura propia de una veinteañera, y si bien su voz no engaña, la juventud la aporta con guiños de ritmo pop y coros juveniles cuando procede. Una crack doña Brigitte, y si no, atentos al video en directo...




3. L'ange déchu (Jean-Louis Murat)


    El elegante Jean Louis Murat pone una nota distintiva con esta joya de lenta cadencia y que acompañan unos sugerentes coros femeninos en determinados momentos. Sublime guitarra eléctrica que, sin descomponer el cuidado sonido, sin duda se hace notar...



4. Je suis venu te dire que je m'en vais (Sergei Gainsbourg)
     
    Como siempre hay una excepción para toda regla, en este caso Sergei sí es una de esas voces archiconocidas, pero la frescura y ritmo de este tema, así como su despampanante belleza, me han parecido motivos suficientes como para no dejarlo fuera. Eterno Sergei...




5. Sex yeux brulent (Dominique A)

      Seguimos moviéndonos por ritmos suaves, y volvemos a encontrarnos con Dominique, no obstante es quien más "surtido" tiene en estos registros que tan bien nos aconjuntan nuestra jornada culinaria. Chapeau!!



6. Le bruit blanc de l'eté (Dominique A)

     Cambiamos de registro aunque no de autor. Ahora el francés nos trae más marcha, especialmente cuando entran las guitarras. Una escalada hacia niveles de frescura muy apetecibles. Rock-pop del que apetece, y mucho...


7. Il s'en passe (Brigitte Fontaine)

     Recuperamos la incofundible voz de Brigitte para sumergirnos en esta canción delicada y bella. Sublime.



8. Le sens (Dominique A)

     Sugerente voz, algo distorsionada frente a la acostumbrada de Dominique, para traernos este regalo tan rítmico y simétrico en su estructura como seductor y elegante, de hecho, le dediqué una entrada en su día en otro blog (ver aquí).



9. Raisonnable (Pierre Bondu)
     
     Remontamos a un pulso más acelerado con esta joyita que, coreada por fantásticos metales, nos lleva a volar a ritmo de los años 20. Pierre Bondu, acompañado por la voz jovial de Jolie B. Bonnie, es esta vez el encargado de deleitarnos de forma tan sublime. Lástima que esta vez no he encontrado video...


10. Padam (Benjamin Biolay)

     Denso y contundente, este tema avanza como una neblina baja por nuestro valle musical. Elegancia pop que sorprende y deja sin aliento. ¡Bravo Benjamin!



11. Passer nous voir (Dominique A)

     Enésima incursión de Dominique por nuestra lista, por algo será...  Rica percusión y frescura a raudales para dejar bien claro que a nuestro favorito por hoy en la música francesa, ningún ritmo se le resiste...



12. Tout est dit (Jean-Louis Murat)

     Broche de oro con una canción redonda. Firma magistral de nuestro particular "Brian Ferry francés". Para quitarse el sombrero... y ojito al video, una preciosidad.



     Y eso es todo gente!!!!! Bienvenido sea el verano con temás así de fresquitos, chao!!!

    
     

viernes, 21 de abril de 2017

Prince. Un año sin él.


© Carlillos Hódar. Magnífico retrato que me regaló mi amigo Carlillos.

     Vengo de aquella época en la que todos queríamos a Prince. Leyendo el prólogo del excelente libro de Mobeen Azhar, he revivido aquellos momentos que compartí con Prince en el escenario, y he vuelto a darme cuenta de que, en aquellos gloriosos años 80 y 90, el mundo entero se rendía a los pies del genio de Minneapolis. Supo entrar con buen pie en Europa de la mano de Sign o the Times, y aún más especialmente, con la exitosa gira Lovesexy que, aunque no le reportó ganancias, le dio el impulso que necesitaba a este lado del charco.
     Y así, a ambas orillas del Atlántico, se fue tejiendo una maraña musical donde ya daban igual sus distintos y cuidados looks (cambio obligado para cada nuevo álbum), o la última crónica de sus disputas con las discográficas. Él ya estaba ahí, era el hombre púrpura, y había conseguido su meritorio púlpito en la catedral de la música contemporánea.
     
     Leyendo más y más sobre su vida, no paro de sorprenderme, yo que creía conocerlo bien. Todo me conduce a la arraigada impresión de haber convivido con un genio de los que sólo se dan de vez en cuando en la Historia. Mucho trabajo y tesón para reconducir sus mareas interiores, esas que presionaban contra los diques de quienes querían encorsetar su obra y dosificar sus discos. Mucha disciplina y pocas horas de sueño, todo para dar salida a la fuente interior que no paraba de manar funk mestizo, rock intenso, soul desgarrado y sublime pop melódico. 

     Una vida frenética y veloz, miles de latidos desbocados a lomos de sus vertiginosas guitarras. 

     Mucho Prince, y nadie nos preparó para su partida. Le seguimos sintiendo cerca, aún soñándolo, pues estábamos acostumbrados a que en cualquier momento él estaría preparando una nueva gira o grabando en su estudio su siguiente proyecto.

     Gracias por tanto.
  
      

© manolo dj. Un pequeño homenaje: Mi primer dibujo con "lápiz digital" en el programa "Brushes", gracias a la ayuda de mi tutora, Blanca, mi tercera hija, que ha estrenado hace poco su blog de dibujos llamado Chispita Personal. Algún día pintaré casi como ella, Carlillos y Frodo, jeje...